La abuela necesita besitos


"No hay medicinas para hacerse joven, 
pero yo creo que los besos le van bastante bien"

 "La abuela necesita besitos" (Editorial Proteus) es un álbum ilustrado que pretende informar a los más pequeños de la casa sobre las patologías que a menudo acompañan al proceso de envejecimiento de nuestros mayores, como es el caso del Alzheimer. Para el niño/a resulta difícil comprender que un adulto pierda el control de sus actos o tenga pérdidas de memoria. Y para sus padres, igualmente complicado es hacerles entender el proceso que seguirá la enfermedad y cómo deberán prestarles los cuidados adecuados para garantizar el bienestar, no solo del enfermo, si no de la  propia familia con el máximo respeto.  
Como saben nuestros lectores, son muchos los cuentos compartidos en este espacio que abordan la temática del Alzheimer, que de una u otra forma, ayudan a las familias a explicar la enfermedad a los pequeños de manera comprensible. Lo realmente especial de este álbum, es que en unas páginas lo hace de manera global y siguiendo la evolución de la enfermedad: cómo se pierde la noción espacio-temporal, la memoria reciente, la desorientación, la pérdida de habilidades psicomotrices, así como una serie de acciones recomendadas para estimular la memoria y las capacidades perdidas, recursos intermedios como centros de día, implicando a los niños/as en el proceso de cuidado. Y todo ello, por supuesto, aderezado con el máximo respeto y con el ingrediente principal, el que siempre perdura: el amor.
El cuento, dirigido a niños de entre 5 y 8 años, está escrito por Ana Bergua de manera precisa y sencilla, fomentando los lazos de amor intergeneracionales y gracias a las sensibles ilustraciones de Carme Sala  en dos únicos colores, el rojo y el negro, refuerzan el mensaje que nos quieren transmitir de manera natural.  
   Después de una caída, la abuela de Maite se ha ido a vivir a casa con la familia.  La verdad es que anda algo despistada y olvida las cosas con frecuencia. Mamá le ha explicado que ante estos problemas, lo importe es quererla mucho y Maite ha decidido pasar a la acción.  

Junto a su hermana Laura, ha realizado dibujos para colocarlos en cada una de las estancias de la casa que la ayudarán a orientarse, baberos gigantes para que no se manche, un álbum de fotos para recordar los nombres de cada uno con la ayuda de papá.

También hay tiempo para risas y travesuras...

O para hacer de maestras y contarle cuentos...


Maite entiende al fin,  que la mejor decisión ha sido tenerla en casa. Así, cuando su mirada se pierda, la harán regresar colmándola de besitos por toda la cara. 
No existe tratamiento médico para mitigar los efectos degenerativos de la vejez, pero los niños/as pueden aplicar la medicina más efectiva que son el amor y afecto.
Una delicia de cuento bajo una mirada optimista, vitalista y respetuosa.
Aunque está dirigido a niños de 5 a 8 años, lo hemos disfrutado en el aula, entre clase y clase y por alumnos/as de formación profesional que se dedicarán al cuidado y la atención de personas en situación de dependencia.  
Por esta casa también nos hemos rendido ante la historia de Maite,  y  una niña de 6 años que anda por aquí, lo ha interpretado a su manera...


Te puede interesar:

Tengo Síndrome de Down



Hoy hemos conocido este cuento para que los niños comprendan que el síndrome de Down es sólo una característica más. Con el descriptivo y sincero título “Tengo síndrome de Down”, se puede adquirir en cualquier librería de nuestro país este precioso libro ilustrado que pretende contribuir a la normalización. 
Y para ello se ha fijado un público muy concreto: la infancia. El objetivo es que, desde las primeras etapas, los niños comprendan que esta discapacidad intelectual es sólo una característica más de entre las muchas que conforman a cada persona, para que cuanto antes asuman la diversidad existente en el mundo y contribuyan a generar una sociedad más inclusiva para todos.
Prologado por el presidente de DOWN ESPAÑA, José Fabián Cámara, el cuento explica que “los niños con síndrome de Down no son más que eso, niños. Sólo tienen una peculiaridad: tener un cromosoma más en el par 21”. Esa peculiaridad, en palabras de Cámara, no les hace tan diferentes a los demás, y “con un poco más de lentitud alcanzarán los mismos logros que el resto de niños”.
Su lectura es altamente recomendable para niños en edad preescolar; pero también es útil para que personas de otras edades comprendan y trasladen a sus entornos la importancia de desterrar visiones estereotipadas sobre el síndrome de Down.
La historia de “Tengo síndrome de Down“ es la de David, un niño con síndrome de Down al que, aunque pueda parecer distinto, le gustan las mismas cosas que al resto: dibujar, jugar, divertirse… le gusta la vida, y disfruta de ella sintiéndose feliz junto a su familia.
El cuento, escrito por Helena Kraljic e ilustrado por Maja Lubi, fue todo un éxito en su país, Eslovenia, por lo que hace un tiempo se tradujo a otros idiomas. En nuestro país ha sido publicado por Ediciones Jaguar, que destinará para de los beneficios de cada venta a DOWN ESPAÑA, para seguir trabajando en pro de la inclusión del colectivo.
El libro, que cuesta 14 euros, se puede adquirir desde este enlace.
Fuente: DOWN España

Bailar en la Oscuridad de Lars Von Trier


"En los musicales no sucede nada malo"
(Selma)









Título original
Dancer in the Dark
Año
2000
Duración
140 min.
País
 Dinamarca
Director
Lars von Trier
Guión
Lars von Trier
Música
Björk
Fotografía
Robby Müller
Reparto
BjörkCatherine DeneuveDavid MorsePeter StormareJean-Marc BarrJoel GreyUdo KierVincent PatersonCara SeymourVladica KosticSiobhan Fallon,Zeljko IvanekJens Albinus
Productora
Coproducción Dinamarca-Alemania-Holanda-Italia-EEUU-Reino Unido-Francia-Suecia-Finlandia-Islandia-Noruega; Fine Line Features / Zentropa Entertainments4 / Trust Film Svenka / Liberator Production / Film I Väst
Género
DramaMusical |
(Fuente : FilmAffinnity)

Bailar en la Oscuridad es una película del director danés Lars von Trier (Copenhague, 1956) que se alzó en el Festival de Cannes de 2000 con la Palma de Oro a la Mejor
Película y el Premio a la Mejor Actriz. Película extraña, de inusitada belleza, en la que las canciones y las ñoñerías propias de los musicales al más puro estilo de Hollywood, se ponen al servicio de una historia trágica protagonizada por Selma, una mujer inmigrante checa en Estados Unidos, que antes de quedarse totalmente ciega, luchará de manera terrible contra todo tipo de adversidades para poder pagar una operación a su hijo preadolescente que presenta la misma enfermedad degenerativa en la vista que ella. Mientras tanto, y como forma de evadir esta cruda y gris realidad,  Selma se refugiará entre ensoñaciones musicales, al más puro estilo de las películas musicales americanas de la época.   
 El personaje de Selma, es interpretado magníficamente por la cantante pop Björk y nos muestra una vida y talante hirientes de bondad que constituirán una protesta contra la oscuridad del mundo y la miseria moral humana. En contraposición a la tragedia, Trier nos ofrece pinceladas de pura vida, el amor de Selma es de total entrega al hijo, una amista honesta y verdadera con el personaje de Catherine Deneuve y la lealtad hacia la persona que le traiciona y por la que se desencadena su final. El resultado de la conjugación de hechos, es un desgarrador golpe para el alma y una delicia para los sentidos.
La música del proyecto fue compuesta en su totalidad por Björk, quien más inmersa en esta pasión personal y a pesar de su nula experiencia previa en el terreno de la interpretación, logra trasladarnos la bondad de Selma, el sacrificio para su redención y la injusticia para los más vulnerables gracias a su absoluta implicación personal. 
Un guión y una película trágica, conmovedora, deliciosa, directa al corazón.
Trailer de Dancer in de the Dark

A continuación, podéis leer en la siguiente aplicación, el guión de la película traducido del original por David de la Fuente Coello y Luis Cayo Pérez Bueno.