Mi abuela no se acuerda de mi nombre.




Este cuento está destinado a que las personas adultas veamos y entendamos el Alzheimer desde la perspectiva de una niña. A la más pequeña de la familia, Elena, no le importa la enfermedad, puede que no la entienda o no sepa lo que es, pero no se avergüenza de ella, tan solo quiere estar con sus seres queridos, sean como sean, algo que los adultos aún debemos aprender. 
Los cuentos son una fantástica herramienta para explicar  situaciones complicadas y difíciles de explicar a los más pequeños de la casa como es la enfermedad de Alzheimer. En esta ocasión, seremos los adultos los que asistamos a los cambios que dicha enfermedad provoca en nuestros seres queridos desde la mirada de una niña. 
Y es que Elena nos va trasladando con un gran deparpajo por los primeros depistes de la abuela, como no acordarse de su nombre, que se llama igual que ella, dejar al abuelo sin llaves de casa, ...hasta algunos más preocupantes como añadirle a la ensalada...

...jabón de fregar los platos...


 O querer marcharse al pueblo en plena noche ¡en bata y zapatillas!!

Pero lejos de todo dramatismo Elena nos conduce por la evolución de la enfermedad y la aplicación de recursos sociales con una permanente sonrisa y demostrándonos, que no hay nada más eficaz para enfrentarse a esta enfermedad, si los cimientos de la familia son fuertes. Editado por Dibbuks"Mi abuela no se acuerda de mi nombre" cuenta con unas entrañables y familiares ilustraciones de Mai Egurza, un gran descubrimiento, y escrito por Rodolfo Esteban, siendo esta su primera incursión en el mundo literario infantil, aprovechando las experiencias vividas con su madre, enferma de alzheimer.
Gracias a mi compañera y Hada de Cuentos particular, Pilar López Ávila por este regalo. 
Y así es como lo hemos leído, entre clase y clase...
Eli, Desi y Sandra

Para saber más:

El álbum de mamá. Día Internacional del Cáncer de Mama



#súmatealrosa
“El álbum de mamá” es un cuento infantil presentado por Novartis, que pretende convertirse en una herramienta de ayuda para las madres con cáncer de mama metastásico a la hora de explicar la enfermedad a sus hijos, así como sus consecuencias. 
Se trata de una emotiva historia protagonizada por Mateo, un niño especial que por su segundo cumpleaños recibe un regalo aún más especial: Veloz, un caballo balancín, que a lo largo del cuento le va ayudando a comprender todas las fases de la enfermedad que padece su madre. 

A través de Veloz, Mateo encontrará respuestas a la nueva situación de mamá como la caída del pelo, el cansacio de mamá, la estancia en el hospital. 

“El álbum de mamá” cuenta con el aval de la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA) y se distribuirá en hospitales y asociaciones de pacientes de toda España.

Cada madre con cáncer de mama metastásico tiene su propia historia y su propia percepción de la enfermedad, por lo que este cuento les ofrece la visión de la situación a través de los ojos de un niño utilizando un lenguaje común que facilitará la comunicación entre madre e hijo.



"El ascensor de Romeo" de César Ríos



 

Entre un poeta y su musa no debería existir más distancia que los versos de un poema
 País de producción: España
 Reparto: José Sacristán, David V. Muro y Vanesa Lorenzo. 
 Guión: César Ríos Aguilar
 Director de fotografía: José Arana
 Música: Marcos Cruz
 Productora: ZAMPANO
 Distribución: Propia
En la V Edición del Festival Iberoamericano de cortometrajes ABCdos entidades que forman parte de PREDIF, ASPAYM Castilla y León y ASPAYM Principado de Asturias, han colaborado para la creación de un cortometraje sobre las barreras arquitectónicas que se encuentran los usuarios de silla de ruedas.
El Ascensor de Romeo es un cortometraje dirigido por el realizador granadino César Ríos Aguilar y protagonizado por José Sacristán, David V. Muro y Vanesa LorenzoSu objetivo será constituir una vía de concienciación, a la vez, que un humilde homenaje para aquellas personas con discapacidad física o diversidad funcional que han tenido que luchar, en la defensa de su propia dignidad y más allá de sus propias limitaciones físicas, contra las barreras que impiden o dificultan su vida cotidiana.

La cinta fue rodada en Madrid durante dos días, tratándose del cuarto trabajo del director, que ya ha rodado “El juego de Carlota”, “Cardiopatía, los corazones rebeldes” y “La teta que os falta”.
Parte de los beneficios que se recauden irán a parar a fundaciones, asociaciones y empresas privadas cuyo objetivo sea facilitar la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad física que sufren o han sufrido el daño moral propiciado por la existencia de barreras, ya sean urbanísticas, de transporte o edificación, tal y como explica el propio César Ríos a varios medios de comunicación. 
A continuación, podéis ver el cortometraje en abierto hasta el 17 de noviembre, fecha tras la cual circulará por el circuito de festivales que recorre la mayor parte del territorio nacional. Se podrá ver en salas de proyecciones y centros culturales de numerosas capitales, provincias y localidades donde se celebre un festival de cortos.
Sin duda un proyecto tan sencillo como ambicioso, que en ocho minutos de duración, acompañados de una música y una prosa cuidada, nos sitúa frente a la falta de oportunidades que generan las barreras arquitectónicas y que viene a regular la nueva ley de propiedad horizontal.
 -Para más información pueden visitar el Blog del corto El ascensor de Romeo
PREDIF:  Plataforma Representativa Estatal de Personas con Discapacidad Física