El Circo de las Mariposas...



"Mientras mayor es la lucha,
más glorioso es el triunfo"
Un Circo ambulante recorre con sus espectáculos el oeste de Estados Unidos en tiempos de la Gran Depresión de 1930. En uno de sus viajes asisten a la representación de otro circo y allí conocen a  Will (Nick Vujicic), que a causa de su forma física, "El Hombre sin Extremidades", constituye la principal atracción de este terrible circo formado otras tantas “rarezas humanas”. Allí sus días se viven con gran dureza. El único empeño de su director es situar la discapacidad a un nivel de exposición pública que supera el morbo y muestra cruelmente a las personas que allí "trabajan" como errores de la naturaleza. 
El director de El Circo de las Mariposas, Mr. Méndez (Eduardo Verastegui), anima a Will a marcharse con ellos. Su compañía también está formada por hombres extraños, pero han sabido reconvertir sus diferencias en virtudes, trasladando un mensaje de alegría y superación a su público. Este reto será difícil para Will, "un hombre al que Dios ha dado la espalda", pero poco a poco se convencerá de que no solo podrá superar sus dolores, si no que además será fuente de motivación para otros.


   El Circo de las Mariposas es un bello viaje de trasformación humana. Un maravilloso ejemplo de superación, como el que ha sabido llevar a cabo en la vida real su protagonista. En él se nos muestra cómo podemos dejar de ser crisálidas que solo engullen lo peor del ser humano, para convertirnos en bellas mariposas. 
Es un cortometraje que todos deberíamos  ver al menos una vez en la vida y constituye un excelente recurso para trabajar los valores humanos en el aula. 


The Butterfly Circus es un cortometraje de cine Independiente dirigido por Joshua Weigel en 2009 y fue ganador , además de otros muchos premios, del  “The Doorpost Film Project”,  un festival que promueve los valores humanos.

La niña que caminaba entre aromas



"Cuando Ana nació, todo estaba a oscuras. Podía sentir el calor de su mamá al sostenerla en sus brazos, el perfume de la camisa recién lavada de su papá y, muy a lo lejos, el trinar de los pájaros que despertaban con pereza a la primavera. Pero por lo demás, todo estaba a oscuras"



   Ya desde pequeña, Ana supo que era diferente. No percibía los colores, ni las formas de su entorno y todo le producía confusión. Con el paso del tiempo, y aunque Ana no podía ver, aprendió deprisa agudizando el resto de sus sentidos. Aprendió a guiarse por su casa a través de los olores. Tanto, que podía esquivar los muebles antiguos por el olor a cera que desprendían; o evitar pisarle la cola a su gato Paris, por su olor a canela. Llegaba hasta la cocina por el rastro que dejaban las galletas de su abuela y de pronto un día, Ana se dio cuenta, que a pesar de su diferencia, podía hacer cosas muy especiales. 

Así, guiada por su gran don, se convierte en una excelente cocinera, que con sus mezclas de canela y azafrán, consigue trasladar a todo el que prueba sus guisos a un momento feliz de su vida. Este don quiere ser disfrutado por todo el mundo. Ana procura la alegría a los que la rodean y borra la tristeza del alma ajena...Pero una nueva confusión entra en su vida, y se llama Julián, que a pesar de sus esfuerzos, no logra con sus guisos procurarle esa felicidad. Los consejos de abuela harán que poco a poco Ana, no solo pueda ver en los corazones ajenos, si no en el propio. 
   La niña que caminaba entre aromas, es una historia tierna y deliciosa, que nos traslada el mensaje que acompaña permanentemente en este espacio. Y es que todos tenemos capacidades diferentes que nos hacen únicos, y podemos convertir nuestras diferencias en fortalezas. Su autor es Ariel Andrés Almada, un argentino afincado en nuestro país, -"amante del chocolate, el té blanco y los viajes"- que ha sabido trasladarnos este mensaje de manera tan bella y positiva. El texto cobra fuerza por las ilustraciones de Sonja Wimmer, que transmiten la magia que rodea este este álbum con solo abrirlo. Sus colores son suaves, mullidos, acogedores, pero como he podido comprobar, el trabajo de Sonja en general, desprende esa magia que las palabras necesitan para cobrar vida. Ya está incluida en nuestra lista de  ilustradoras favoritas. La historia de Ana está editada en Cuento de Luz, que como sabéis, es una de las editoriales que han pasado por aquí por apostar fuerte en las historias diferentes, en intentar, a través de unas páginas, contarnos que las diferencias de los demás pueden convertirse en virtudes y mejorar así las vidas de los que las miramos correctamente. 
 Booktrailer de la Editorial

Para leer unas páginas...

Para saber más:

Guía "Las Emociones. Comprenderlas para vivir mejor"



   El estudio de las emociones ha adquirido un importante desarrollo tanto en el ámbito de la psicología como en el educativo; hasta tal punto esto es una realidad que, en los Estados Unidos se ha propuesto como objetivo educativo indispensable el aprendizaje de habilidades emocionales que aseguren un desarrollo saludable en la adolescencia. Dichos programas, con una importante trayectoria, han conseguido resultados prometedores en aspectos tan importantes como la reducción del consumo de sustancias adictivas, el descenso de comportamientos agresivos en clase, menor consumo de alcohol y tabaco, y menor porcentaje de conductas autodestructivas y antisociales. Por todo ello, se hace muy necesaria la educación emocional en la familia y en la escuela.
   Es importante transmitir al niño que todos necesitamos saber lo que estamos sintiendo y que los demás lo sepan. Expresar las emociones, hablar de cómo nos sentimos nos ayuda a pensar y actuar de la manera más adecuada. Si compartimos nuestras emociones, sean las que sean, nos sentiremos mejor y encontraremos ayuda en los demás.

  La Asociación Española contra el Cáncer (AECC), en su objetivo por prevenir el cáncer desde la infancia enseñando a los más pequeños a conocer y controlar sus emociones, ha editado la guía "Emociones. Comprenderlas para vivir mejor". En algo más de veinte páginas y de un modo muy visual, la Guía explica las principales emociones que existen y la mejor manera de identificarlas, comprenderlas, expresarlas y hasta controlarlas... para que los niños y niñas, a la vez que van creciendo, desarrollen una buena salud emocional. Espero que este fantástico recurso os sea de utilidad, tanto para aplicarlo en casa como en el aula. Puedes descargarte esta guía en formato pdf o si lo prefieres desde la siguiente aplicación.



Palabras contra el olvido...por Francisco José Núñez González


Imagen de Francisco José Núñez González

"La encontró escondida bajo el pupitre, agazapada con la cabeza entre sus piernas. 
- ¿Qué te ocurre pequeña?- le preguntó.
- Pues que no quiero que me encuentren. Unos muchachos mayores quieren quitarme mis cosas. 
Entonces, el hombre se agachó y la miró frente a frente.
- Yo ya soy muy mayor, pero sé algunos trucos. 
Sacó de su bolsillo un viejo mapa y se lo enseñó a la niña.
- ¿Ves este plano? Con él puedes encontrar túneles secretos donde nadie podrá hallar tus tesoros.
 La niña, sonrió, miró con asombro aquel papel desgastado y lo cogió con ímpetu, mientras escuchaba: 
-No debes revelarlo nunca. Es un secreto entre tú y yo. Además, no podré dejártelo. Tendrás que guardarlo en tu memoria para poder utilizarlo. 

-De acuerdo -le respondió la pequeña, que continuaba atenta a sus palabras. 
- ¿Sabes? La memoria es un arma muy potente. Sólo hay que saber cómo aprovecharla. Mi madre me decía que tenía memoria de elefante y que lo recordaba todo desde muy pequeño. Sin embargo, hoy no sé qué me pasa, pero no recuerdo algo muy importante. No sé hacia dónde tengo que ir para llegar a mi casa. 
Entonces, la niña lo cogió suavemente de la mano y le dijo: 
-Yo también sé algunos trucos. 
El hombre la miró desorientado y la pequeña exclamó: 
-Sé cómo llegar a casa, abuelo. Sólo déjate llevar de mi mano. Tú me prestas tu mapa y yo te prestaré hoy mi memoria..."
   
   Ya sabéis que solemos compartir con vosotros aquellos cuentos que tratan la enfermedad de Alzheimer conscientes de la presencia de esta realidad en la vida de los más pequeños. En esta ocasión, quería compartir este relato, que me llegó una noche por casualidad, y a buen seguro reconoceréis, bajo estas preciosas palabras, una realidad que viven a diario muchas personas, entre ellas, los niños. 
El autor de este relato es Francisco José Núñez González y ha descrito con tal sensibilidad esta situación, que a mi personalmente me llegó al corazón. Curiosos azares se dan a veces. Como bálsamo para mis oídos, leerlo me situó al lado de los que luchan y viven a diario con esta terrible enfermedad; pero sobre todo, al lado de los que dan amor y cariño cuando el olvido se hace presente, cuando la memoria se desvanece. La ternura no es arañada por el tiempo. Se mantiene intacta. Se hace necesaria.
   Gracias a Francisco José Núñez González, por compartir estas bellas palabras. Y gracias a ti, Yolanda Sánchez Fernández por hacérmelas llegar y por tu apoyo en este pequeño espacio. 
Un beso enorme a las niñas de grandes ojos verdes, que prestan su mano cuando acecha el olvido. 
Un inmenso abrazo viaja para los tres hacia Olivenza.