jueves, 21 de marzo de 2013

Downtown

Lo malo de tener síndrome de Down 
es que el día que naces, 
tus padres se ponen un poco tristes…,
 lo bueno es que después de ese día no vuelven a estar tristes nunca más” 
(Dowtown)
"Me llamo Blo, tengo Síndrome de Down, una novia, muchos amigos y un disco favorito". La normalidad y la integración son las señas de identidad de las tiras cómicas y desenfadadas de este libro.  En palabras de sus autores: "Quien tiene un familiar con Síndrome de Down tiene anécdotas súper divertidas. Nuestra intención es contarlas desde su punto de vista, con una manera muy simple de ver las cosas"
Blo es el protagonista de este cómic y tiene síndrome de Down. La idea original nació en Facebook que iba creciendo semanalmente con el apoyo de más de 5000 seguidores actualmente, en forma de historieta. El guionista de DowntownNoël Lang (Alicante, 1980) tiene un familiar con este síndrome (su tío) y junto al dibujante Rodrigo García (Alicante, 1981), se les ocurrió dedicar una tira a los niños con Down. Nunca llegaron a imaginar el enorme éxito que les vendría después. La idea tomó forma de libro y Blo ya viaja a America Latina, EE.UU...y pronto ¡A Corea del Norte!
Downtown está formado por cinco personajes : Todos ellos aparecen con sus características principales.

Blo lleva siempre consigo el vinilo Downtown de Petula Clark. Si no lo tiene bajo su control, se desconcierta y se pone a gemir. 

Bibi es la novia de Blo (!es tan guapa!) y bastante más sensata que Blo. Su mejor amigo es Miguelote. Miguelote, como muchas personas con síndrome de Down, tiene sobrepeso, no le gusta el ejercicio físico...y le encanta comer. Lo mejor: Es un buenazo. 
Ruth es coqueta y presumida y le encantan los chicos, (especialmente si son actores de Hollywood). Benjamín es el más especial y al que todos protegen: Sufre de tricotilomanía y se arranca el pelo cuando se pone nervioso o se estresa. 
La representación de estos chicos nacidos con un cromosoma más se realiza con líneas simples y claras. Rodrigo Grarcía sintetizó los rasgos más característicos de las personas con síndrome de Down. Además han basado el humor de la historia en las ocurrencias y respuestas ingeniosas que suelen dar estos niños.
En definiva, a través de este divertido cómic, se pretende desdramatizar la discapacidad. Es una excelente manera de promover la inclusión y difundir el mensaje que aunque somos diferentes, cada uno posee una riqueza única.
Podéis ver el vídeo del cómic a continuación:
Y por supuesto, escuchar a Petula Clark y la canción favorita de Blo. En ella se nos dice igualmente que en la ciudad Downtown encontrarás seguramente a una persona igual que tú. Que la disfrutéis! 
Reportaje de RTVE sobre el Cómic Downtown

Te interesa visitar y conocer:
Fundación síndrome de Down Madrid
Downberri. Blog de la Asociación Down Araba-Isabel Orbe"

miércoles, 20 de marzo de 2013

Abuelas de la A a la Z de Raquel Díaz Reguera

"A mis abuelas Ana y Pepa,
porque no había lugar mejor que sus regazos,
porque no había mejor hogar que sus abrazos,
porque todos los días, hasta los más azules,
tienen un soplo de invierno 
desde que no las tengo" 
Con esta dedicatoria de Raquel Díaz  a sus abuelas comienza la fantástica recopilación de 29 tipos de abuelas que dan cuerpo a este título, el álbum "Abuelas de la A a la Z", publicado por Lumen, y escrito e ilustrado por Raquel Díaz Reguera (Sevilla, 1974) 
   Hay abuelas en todos los confines de la Tierra. Todos hemos conocido a una o a  muchas, a las nuestras o a las de los demás. Los más afortunados trotamos algunas tardes sobre las rodillas de una  abuela Consíguelotodo o nos chupamos los dedos después de paladear un abrazo de chocolate de una abuela Repostera. Muchos sabemos que hay pocas sensaciones comparables a la de quedarse dormidos en el regazo de una abuela Tejedora de cuentos o podemos  presumir de haber visitado otros planetas a bordo de la mirada perdida de una abuela Lunática. Los menos suertudos quizá cayeron bajo el hechizo de una  abuela Bruja y se pasaron horas convertidos en florero, o padecieron las redundantes regañinas de la abuela Tiquismiquis. Todas tienen en común que han tachado muchos, muchísimos días en el calendario, que saben lo que es la carta de ajuste, y que tienen nietos sobrinos nietos o niños revoloteando a su alrededor, cosas que las hacen merecedoras de este título.

Los dos primeros cuentos ilustrados de esta polifacética sevillana que se colaron en mi casa fueron "¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?" (Ed. Thule, 2010) y "Un beso antes de desayunar" (Ed. Loguez, 2011). Desde entonces tanto mis hijas como yo, sentimos una especial atracción hacia la obra de Raquel. Y es que su obra atrapa especialmente por la combinación de texto e ilustración, que en una sucesión de páginas, se traducen en remolinos de emociones. Por eso mismo, el pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, de nuevo confié en ella y regalé a mis hijas este álbum, como homenaje a la importancia del rol de las abuelas en la vida social y familiar. Pero sobre todo, en el desarrollo emocional de los más pequeños primero, y en el recuerdo de los adultos después. 
Pero ¿qué hace una colección tan amplia de Abuelas en BiblioDiversia? 
Este es un álbum para disfrutar en familia y durante la lectura descubrí a un tipo de abuela muy presente en el entorno familiar de niños y niñas: la abuela Desmemoriada. Consciente de la presencia de esta realidad en la vida de los más pequeños, Raquel nos describe de manera desenfadada y divertida algunas características de la enfermedad de Alzheimer en este tipo de abuela, pero también conoceremos algunos trucos que utilizan sus nietos para ayudarlas a no olvidar. A mi, particularmente, me ha enseñado que se dividen... ¡en dos tipos!

Y así nos la describe:
"Hay abuelas que pueden recordar perfectamente lo que desayunaron un domingo de hace ciento veinte años (y quién las acompañaba y cómo iban vestidas y lo que haga falta) pero, sin embargo, no se acuerdan nunca de tu nombre; son las llamadas abuelas Desmemoriadas y las hay de dos tipos: las preocupadas por esos involuntarios tropezones de la memoria y las despreocupadas, que son las divertidas porque han decidido que allá donde no llegue su memoria llegará la improvisación, así que empiezan a cocinar cualquier cosa y acaban guisando cualquier otra, van a no sé dónde y terminan descubriendo no sé qué, empiezan un cuento conocido que termina teniendo un final imprevisible. Lo mejor de las abuelas Desmemoriadas es que les puedes decir que siempre es tu cumpleaños y así siempre se lo creen. Acostumbran a desordenar los nombres de sus nietos, es decir encadenan estos, uno tras otro, y los dicen de carrerilla y sin respirar hasta llegar al que realmente querían nombrar. Pierden cualquier cosa en cualquier lugar y dejan olvidado todo en todas partes, por lo que las tardes en casa de estas abuelas se convierten en una gymkana en la que sus nietos deben seguir pistas de los descuidos de la abuela hasata localizar cada uno de los objetos extraviados"
   Los nietos más ingeniosos de este tipo de abuelas colocan pósit en las puertas, espejos o neveras de sus casas. En ellos, para ayudarlas a no olvidar escriben en mayúsculas:
- CERRAR LOS GRIFOS

- APAGAR EL HORNO

- HACER GALLETAS CON MERMELADA LOS SÁBADOS

- LLEVAR A TUS NIETOS AL CINE LOS DOMINGOS

Este es el pequeño detalle que quería mostraros y se nos invita a encontrar las llaves perdidas de la abuela Desmemoriada. Y es que no recuerda dónde las dejó! 

   Resulta entrañable también la descripción de las abuelas Arreglacosas, Cocinilla, Curapupas, Lunática, Moderna, Preocupona, Reina, Viajera,...y  se completa con unas páginas especiales donde nos revelan los secretos mejor guardados de las veintinueve abuelas más destacables del mundo de las abuelas. Así, conoceremos lo que esconden ¡los bolsillos de las abuelas!, la clasificación de los recuerdos, sus esencias, los dormitorios de las abuelas, las mascotas, los besos (sección importante), frases y dichos y el origen de cada una de las abuelas. Sin duda, una gran colección entre las que puedes reconocer a la tuya en estado puro, o en combinación con alguna otra.




  En definitiva, un álbum destinado -en principio- a niños y niñas de 6 a 9 años, pero que cualquier adulto lo disfrutará de manera especial. Es muy recomendable tenerlo en las Bibliotecas Públicas, y sobre todo, poder llevarlo al aula de infantil, ya que su estructura y contenidos darán mucho juego para trabajarlo en grupo. Es pura emoción. 

Acabo este post y cierro su agradable tapa y aún no se me ha borrado la sonrisa de los labios. Pero debo devolverlo. Las peques lo esperan.


  Puedes ver  a Raquel Díaz en este Vídeo de EFE,  "Arquetipos de Abuelas de la A a la Z":  

                                 

Si deseas conocer más sobre el perfil polifacético de la autora y su obra:
- Abuelas de la A a la Z. El Mundo.es
- "Escribí una letra para Nek sin tener ni idea de italiano" Sociedad. el país.com
No dejes de visitar su blog y su página de Facebook  Raquel Díaz ilustra-autor

           
          Raquel Díaz Reguera
Posdata: 
Si algún día Raquel decidiera ampliar este álbum, le sugerimos -mis hijas y yo-  incluir los CAJONES de las abuelas. Ese inmenso universo para explorar con cautela y en soledad...

domingo, 3 de marzo de 2013

De Ratones y Hombres (Of Mice and Men) en el Cine y el Teatro

De Ratones y Hombres de John Steinbeck, ha sido llevada tanto a la gran pantalla como al teatro. Dos excelentes versiones, que reflejan fielmente el sentido de la novela, son la película dirigida por Gary Sinise, protagonizada por John Malkovich y el propio Sinise, de 1992, y en el teatro bajo la dirección de Miguel del Arco, en 2012.

La Película
Adaptación de la novela de John Steinbeck "Of Mice and Men" -ya llevada al cine por Lewis Milestone (1939) y a la televisión por Reza S. Badiyi (1981)- que supuso la segunda realización de un reputado actor. Centrada en un universo de perdedores, cuenta con unas excelentes interpretaciones y una realización eficaz. Consultar Ficha Técnica

Sinopsis
Dos grandes amigos, Lennie (John Malkovich) y George (Gary Sinise) se encuentran en paro, en plena depresión norteamericana y con pocas posibilidades de conseguirlo, en parte a la situación de discapacidad intelectual de Lennie. Cuando son contratados en el Rancho Tyler, ven como su vida progresa a pesar de la estricta supervisión de Curley (Casey Siemasko), el desagradable hijo del jefe. pero su mundo se tambalea cuando la insatisfecha esposa de Curley (Sherilyn Fenn) se convierte en víctima inocente de la compasión de Lennie, forzando a george a decidir entre su amistad o él mismo. 

Trailer Oficial en Inglés


Escena de la Película en Castellano



Adaptación al Teatro

http://www.conchabusto.com/descargas/ratones/Dossier_ratones.pdf

 La adaptación de la obra de Steinbeck al teatro por Miguel del Arco se estrenó en el mes de noviembre del pasado año 2012 en el Teatro Principal de Madrid. Miguel del Arco, el director de teatro más reclamado de España en la actualidad, ha reunido a un magnífico elenco de actores para llevar a cabo la obra teatral De ratones y hombres. En la piel de los antihéroes de este drama sobre la Gran Depresión se encuentran Fernando Cayo (Alakrana, República, Adolfo Suárez, Los misterios de Laura…) y Roberto Álamo (premio Max por Urtain y en el reparto de la última película de Almodóvar). Ambos acompañados por actores de la talla de Toni CanalIrene Escolar y Josean Bengoetxea. El montaje, uno de los éxitos teatrales de crítica y público de la temporada pasada madrileña, es una producción de Concha Busto Producción y Distribución, en colaboración con el Teatro Arriaga de Bilbao, Teatro Calderón de Valladolid, Clece y Kamikaze Producciones, con la asistencia del Teatro Cuyás de Las Palmas.

Vídeo Oficial "De Ratones y Hombres" de la Productora Concha Busto


Te interesa:

De Ratones y Hombres (Of Mice and Men) de John Steinbeck


"Uno más eres de los desdichados  
que ven todos sus planes anulados: 
de ratones y hombres quedan truncados, 
los proyectos mejores,
 ¡y en vez de los éxitos anhelados, 
nos quedan sinsabores! 
Mas ¡bien estás comparado conmigo! 
 Es el presente tu único enemigo: 
pero ¡ay! ¡yo miro hacia atrás y veo, amigo, 
un sombrío camino! 
Y, si miro adelante a oscuras sigo, 
 porque miedo me da cuanto adivino."
Robert Burns (noviembre, 1785)
El Autor
   John Steinbeck nació en California, un lugar de película, soleado, de kilómetros de costa, frutales y desierto. Y lo hizo no muy lejos de donde hoy están asentadas las empresas más emblemáticas de la tecnología punta como Google, Apple, HP, Cisco Sistem, etc. En Salinas, un hermoso valle agrícola donde se asentaron miles de familias para emprender una vida al cuidado del campo, en busca de la tierra prometida. En una de esas granjas nació Steinbeck, con vocación de escritor muy temprana. Aunque fue a la universidad de Stanford, no consiguió terminar sus estudios, anduvo bregando en mil trabajos mientras escribía incansablemente, algunas veces tomando personajes de sus compañeros de trabajo o de sucesos que presenciaba. De ahí el maravilloso elenco de personajes de sus novelas, gentes trabajadoras que tenían un sueño que no siempre se cumplió.
Nació en 1902, vivió la crisis del 29 y sus consecuencias, de las que da cuenta en sus novelas. En 1929 empezó a publicar, pero sus éxitos llegaron poco a poco: Las praderas del cielo, A un dios desconocido, Tortilla Flat, En lucha incierta... Pero las dos obras que más éxito tuvieron fueron De ratones y hombres y Las uvas de la ira. En ambas refleja la América profunda de la Depresión, la lucha por la supervivencia en medio de un ambiente hostil, en el que lo único que salva a los personajes es su amistad, su familia, su entorno social. En todas las obras hay un mensaje, un trasfondo social. En Al este del Edén, que narra la vida de dos familias, plantea el tema de la predestinación al mal, en Las uvas de la ira es el sueño americano hecho trizas, en el conjunto de su obra puede observarse una alegoría de la condición humana. Los cuentos pueden ser un primer encuentro con esto que se está diciendo.
El estilo de Steinbeck es deudor del naturalismo y tiene ciertas dosis de documento periodístico. Su claridad y sencillez forma parte de su intención divulgativa de los problemas de la clase trabajadora americana. Su posición política sustenta todas las obras, su interés por los desfavorecidos vertebra sus novelas, incluso determina sus personajes. 
La Novela
De ratones y hombres es la búsqueda del Edén. Dos personajes, de los que no se nos dice nada acerca de su relación o parentesco, trabajan en granjas con la ilusión de ahorrar unos dólares para comprar un pedazo de tierra. La obra es muy breve porque desde un principio Steinbeck quiso que se representara en los teatros, por lo que respetó las unidades de tiempo, lugar y acción, dio prioridad al diálogo relegando al narrador a un papel casi de acotador.
El lector intuye desde el principio el trágico final. George y Lenni tienen poco recorrido psicológico, el primero es un trabajador con las aficiones corrientes, jugar a las cartas, beber un trago y visitar un burdel si el dinero se lo permite.
Quiere una tierra, tiene una ilusión, pero poco más. Lenni es un chico con discapacidad intelectual que tiene una fuerza descomunal y está sometido a George en todo momento, pero siempre mete la pata. No se habla en la novela acerca de su discapacidad, se oculta deliberadamente. Los demás personajes son un coro de temporeros y un matrimonio en crisis. Curley es el hijo del granjero y tiene complejo de bajito, su mujer tenía aspiraciones de salir del mundo rural pero se ve encerrada en una granja rodeada de hombres rudos. Es decir, ninguno de los personajes es dueño de su destino, todos son víctimas de sus circunstancias. Las fuerzas externas son las que destruyen las ilusiones.
La explicación de la alegoría ha llevado a pensar que la mujer de Curley es la Eva del paraíso, que “destierra al género humano del Edén y lo condena a un mundo caído en desgracia. Ella es víctima de su pobre formación, su coquetería y sus vanas ilusiones de ser actriz o de llevar una vida social más lúcida” (Fco. Antón) Lenni es el verdadero protagonista y encierra todos los sueños de los hombres sencillos y toda la ingenuidad para creerlos, pero también la decepción de no conseguirlos. Ya adviritió Steinbeck que Lenni no era un idiota, sino un trasunto de todos los hombres sencillos que ignoran la enorme dificultad de conseguir aquello que anhelan. El momento más dramático es el final, cuando George le pega un tiro está abortando su propio sueño, está aniquilando la ilusión y está volviendo a la cruel realidad.
La novela no hace sino actualizar el determinismo biológico decimonónico. El título hace referencia a un verso de Robert Burns que igualaba a los hombres y animales en un destino adverso. No hace falta recordar los animales que mueren en manos de Lenni, ni tampoco las escasas descripciones que de él se hacen, con referencias a su animalización, (como un terrier que no quiere darle la pelota a su amo). La similitud con el personaje de Dos hermanos de Bernardo Atxaga es muy grande, ambos son grandullones, con una fuerza descomunal, apetito sexual incontrolado y animalizados, ambos protegidos por un personaje socialmente aceptado. Hay una diferencia sustancial, mientras que en el relato de Obaba el pueblo victimiza a Daniel, en la granja californiana los trabajadores protegen a Lenni, son dos soluciones sociales distintas. No quiero entrar en un análisis sociopolítico, pero creo, que la sociedad americana en ese momento se está formando como potencia mundial, está pasando un momento crítico por las consecuencias del crack del 29 y la gente humilde es consciente de que sólo se tienen a ellos mismos. En cambio, en Obaba hay una tradición ancestral, al pueblo le sobra el diferente.
Slim, el líder de los obreros, dice en relación al perro del viejo Candy que le gustaría que le pegaran un tiro si fuera viejo e inválido. La muerte de los animales es premonitoria del trágico final, pero la palabras de Slim reflejan un sentir popular de que lo viejo e inválido sobra, como Lenni, un inválido mental.
George lo que hace al final es seguir esas palabras.
Siguiendo con la analogía de las dos novelas de personajes con discapacidad intelectual, hay que señalar que el tratamiento social que dan ambas es diferente, como se ha visto antes, pero el final es muy diferente. En la novela de Atxaga hay una solución lírica, mágica; en la novela de Steinbeck hay un crudo final, alejándose, precisamente, de cualquier lirismo, la fábula, la alegoría del paraíso ha terminado, empieza la vida real. Ambos finales dejan al lector un pequeño estupor, una ligera desazón porque lo que ha leído no está muy lejos de lo que ha vivido, no estamos ajenos a la vida que allí se presenta, no hay nadie, por vacío que esté, que no tenga sus ilusiones de un futuro mejor, de que algo llegue. El pesimismo de Steinbeck es más patente que la fábula de Obaba, porque es una novela moral, que nos hace pensar sobre nuestra situación en el entramado social y sobre el juego de la solidaridad, que aparece y desaparece dejando al hombre muchas veces solo. En el momento en que Lenni agrede a Curley todos los temporeros le arropan y sale victorioso, pero no siempre sucede así, ese es el drama social: egoísmo, soledad. Lo vemos también en otros personajes, la mujer de Curley no puede estar más sola, el mozo de cuadra, negro y obrero está apartado de sus compañeros, Candy está recogido pero tiene los días contados, George, en el momento que se desentienda de Lenni no es más que un trabajador más, en fin, no hace falta seguir.
 De Ratones y Hombres ha sido llevada tanto a la gran pantalla como al teatro. Dos excelentes versiones, que reflejan fielmente el sentido de la novela, son la película dirigida por Gary Sinise, protagonizada por John Malkovich y el propio Sinise, de 1992, y en el teatro bajo la dirección de Miguel del Arco, en 2012. 

*Esta reseña ha sido realizada por Francisco Javier Jiménez Bautista, profesor de Lengua y Literatura en el IES Santa Lucía del Trampal de Alcuéscar. Lector sensible, compañero y amigo. Desde este espacio le agradezco esta fantástica colaboración

Para saber más: 
De ratones y hombres, Editorial Vicens Vives, con prólogo de Francisco Antón.
FEAPS. Confederación Española de Organizaciones en favor de las Personas con Discapacidad Intelectual o del Desarrollo