miércoles, 20 de marzo de 2013

Abuelas de la A a la Z de Raquel Díaz Reguera

"A mis abuelas Ana y Pepa,
porque no había lugar mejor que sus regazos,
porque no había mejor hogar que sus abrazos,
porque todos los días, hasta los más azules,
tienen un soplo de invierno 
desde que no las tengo" 
Con esta dedicatoria de Raquel Díaz  a sus abuelas comienza la fantástica recopilación de 29 tipos de abuelas que dan cuerpo a este título, el álbum "Abuelas de la A a la Z", publicado por Lumen, y escrito e ilustrado por Raquel Díaz Reguera (Sevilla, 1974) 
   Hay abuelas en todos los confines de la Tierra. Todos hemos conocido a una o a  muchas, a las nuestras o a las de los demás. Los más afortunados trotamos algunas tardes sobre las rodillas de una  abuela Consíguelotodo o nos chupamos los dedos después de paladear un abrazo de chocolate de una abuela Repostera. Muchos sabemos que hay pocas sensaciones comparables a la de quedarse dormidos en el regazo de una abuela Tejedora de cuentos o podemos  presumir de haber visitado otros planetas a bordo de la mirada perdida de una abuela Lunática. Los menos suertudos quizá cayeron bajo el hechizo de una  abuela Bruja y se pasaron horas convertidos en florero, o padecieron las redundantes regañinas de la abuela Tiquismiquis. Todas tienen en común que han tachado muchos, muchísimos días en el calendario, que saben lo que es la carta de ajuste, y que tienen nietos sobrinos nietos o niños revoloteando a su alrededor, cosas que las hacen merecedoras de este título.

Los dos primeros cuentos ilustrados de esta polifacética sevillana que se colaron en mi casa fueron "¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?" (Ed. Thule, 2010) y "Un beso antes de desayunar" (Ed. Loguez, 2011). Desde entonces tanto mis hijas como yo, sentimos una especial atracción hacia la obra de Raquel. Y es que su obra atrapa especialmente por la combinación de texto e ilustración, que en una sucesión de páginas, se traducen en remolinos de emociones. Por eso mismo, el pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, de nuevo confié en ella y regalé a mis hijas este álbum, como homenaje a la importancia del rol de las abuelas en la vida social y familiar. Pero sobre todo, en el desarrollo emocional de los más pequeños primero, y en el recuerdo de los adultos después. 
Pero ¿qué hace una colección tan amplia de Abuelas en BiblioDiversia? 
Este es un álbum para disfrutar en familia y durante la lectura descubrí a un tipo de abuela muy presente en el entorno familiar de niños y niñas: la abuela Desmemoriada. Consciente de la presencia de esta realidad en la vida de los más pequeños, Raquel nos describe de manera desenfadada y divertida algunas características de la enfermedad de Alzheimer en este tipo de abuela, pero también conoceremos algunos trucos que utilizan sus nietos para ayudarlas a no olvidar. A mi, particularmente, me ha enseñado que se dividen... ¡en dos tipos!

Y así nos la describe:
"Hay abuelas que pueden recordar perfectamente lo que desayunaron un domingo de hace ciento veinte años (y quién las acompañaba y cómo iban vestidas y lo que haga falta) pero, sin embargo, no se acuerdan nunca de tu nombre; son las llamadas abuelas Desmemoriadas y las hay de dos tipos: las preocupadas por esos involuntarios tropezones de la memoria y las despreocupadas, que son las divertidas porque han decidido que allá donde no llegue su memoria llegará la improvisación, así que empiezan a cocinar cualquier cosa y acaban guisando cualquier otra, van a no sé dónde y terminan descubriendo no sé qué, empiezan un cuento conocido que termina teniendo un final imprevisible. Lo mejor de las abuelas Desmemoriadas es que les puedes decir que siempre es tu cumpleaños y así siempre se lo creen. Acostumbran a desordenar los nombres de sus nietos, es decir encadenan estos, uno tras otro, y los dicen de carrerilla y sin respirar hasta llegar al que realmente querían nombrar. Pierden cualquier cosa en cualquier lugar y dejan olvidado todo en todas partes, por lo que las tardes en casa de estas abuelas se convierten en una gymkana en la que sus nietos deben seguir pistas de los descuidos de la abuela hasata localizar cada uno de los objetos extraviados"
   Los nietos más ingeniosos de este tipo de abuelas colocan pósit en las puertas, espejos o neveras de sus casas. En ellos, para ayudarlas a no olvidar escriben en mayúsculas:
- CERRAR LOS GRIFOS

- APAGAR EL HORNO

- HACER GALLETAS CON MERMELADA LOS SÁBADOS

- LLEVAR A TUS NIETOS AL CINE LOS DOMINGOS

Este es el pequeño detalle que quería mostraros y se nos invita a encontrar las llaves perdidas de la abuela Desmemoriada. Y es que no recuerda dónde las dejó! 

   Resulta entrañable también la descripción de las abuelas Arreglacosas, Cocinilla, Curapupas, Lunática, Moderna, Preocupona, Reina, Viajera,...y  se completa con unas páginas especiales donde nos revelan los secretos mejor guardados de las veintinueve abuelas más destacables del mundo de las abuelas. Así, conoceremos lo que esconden ¡los bolsillos de las abuelas!, la clasificación de los recuerdos, sus esencias, los dormitorios de las abuelas, las mascotas, los besos (sección importante), frases y dichos y el origen de cada una de las abuelas. Sin duda, una gran colección entre las que puedes reconocer a la tuya en estado puro, o en combinación con alguna otra.




  En definitiva, un álbum destinado -en principio- a niños y niñas de 6 a 9 años, pero que cualquier adulto lo disfrutará de manera especial. Es muy recomendable tenerlo en las Bibliotecas Públicas, y sobre todo, poder llevarlo al aula de infantil, ya que su estructura y contenidos darán mucho juego para trabajarlo en grupo. Es pura emoción. 

Acabo este post y cierro su agradable tapa y aún no se me ha borrado la sonrisa de los labios. Pero debo devolverlo. Las peques lo esperan.


  Puedes ver  a Raquel Díaz en este Vídeo de EFE,  "Arquetipos de Abuelas de la A a la Z":  

                                 

Si deseas conocer más sobre el perfil polifacético de la autora y su obra:
- Abuelas de la A a la Z. El Mundo.es
- "Escribí una letra para Nek sin tener ni idea de italiano" Sociedad. el país.com
No dejes de visitar su blog y su página de Facebook  Raquel Díaz ilustra-autor

           
          Raquel Díaz Reguera
Posdata: 
Si algún día Raquel decidiera ampliar este álbum, le sugerimos -mis hijas y yo-  incluir los CAJONES de las abuelas. Ese inmenso universo para explorar con cautela y en soledad...

6 comentarios:

  1. Gracias Julia por tus post que nos encantan, sorprenden y enseñan miles de cositas interesantes.
    Un abrazo sincero y ya auténticamente primaveral de Los Trapisonda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti, Raquel. Un abrazo grande a esos Trapis creativos!

      Eliminar
  2. Hermoso!!! gracias...pronto conseguire ese libro..
    las mejores personas de una familia para mi.
    abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda es hermoso Mara! Nuestras hicas se merecían un álbum tan bello y nadie mejor que Raquel para llevarlo a cabo. Te encantará. Gracias por tu comentario. Un abrazo!

      Eliminar
    2. En Argentina no se consigue. Yo ya averigüé. ¡qué pena!

      Eliminar