lunes, 20 de agosto de 2012


De la presencia de las Personas con Diversidad Funcional (Personas con Discapacidad) en la Literatura…

   No solo a través de la historia propiamente dicha, tenemos constancia del tratamiento o concepción que se ha tenido sobre las personas con diversidad funcional. En las diferentes culturas, en los distintos contextos sociales o períodos literarios, las personas con diversidad funcional han representado un recurso literario de gran valor para la construcción de personajes bibliográficos. A mi entender, las obras literarias no son en sí mismas un hecho aislado, sino un reflejo acorde con las situaciones sociales, culturales, políticas y económicas de cada época. Este hecho, quizás,  se ha debido a que es el propio escritor el que, impregnado por los valores de su tiempo lo traslada a su obra, aun siendo inconsciente de ello. La lectura de obras literarias específicas donde aparecen personajes que presentan algún tipo de “discapacidad” física, sensorial, intelectual o enfermedad mental dan cuenta de este trato diferente e injusto, pero es un hecho innegable  que todos comparten un denominador común: la construcción del personaje basado en sus carencias, el de la marginación o exclusión social, la pobreza, el maltrato o la invisibilidad. Podemos afirmar,  de manera rotunda,  que los estereotipos creados en los personajes, y que se han trasladado hasta nuestros días, eran el fiel reflejo del pensamiento social de la época, atribuyéndoles mediante la palabra escrita dimensiones, actitudes o sentimientos como la burla, el entretenimiento como bufones, la fealdad, la repugnancia, la maldad, el engaño; o por el contrario,  se han revestido de bondad, sobreproteccionismo o  paternalismo y excesivo sentimentalismo, con el objeto de infundir lástima o la obtención de algún beneficio. No obstante, sería poco riguroso, cuanto menos injusto, dejar de lado a aquellos autores que consideran a las personas con diversidad funcional como un valor positivo y así lo transmiten en sus obras, fruto precisamente del cambio de actitud que la sociedad en la que vivimos ha experimentado, además de la evolución de las políticas sociales y legislativas para dotarles de los derechos que les son inherentes. Cambio, por tanto, al que pretende contribuir el objetivo de este proyecto. Proyecto que entiende que la lectura es el camino hacia el conocimiento, hacia la libertad de pensamiento;  que siguiendo las huellas de la construcción de personajes como “El Lazarillo de Tormes”, “Marianela”, el propio “Rey Lear”, o “Jane Eyre” y comparándolas con los personajes y autores contemporáneos como los trazados por Oliver Sacks, José Saramago, Michael Greenberg o Màrius Serra, entre otros, la literatura nos sirve,  no solo como puente de comunicación hacia la situación de otros seres humanos, si no  al conocimiento de nosotros mismos. Si las palabras, además de disfrutarlas, saborearlas,  determinan nuestras futuras acciones, si ayudan a derrumbar barreras mentales para dignificar la vida de otros, entonces…entonces será un regalo para el alma.
En el apartado "Sigue las Huellas..." iremos haciendo una recopilación de algunas de las obras de literatura donde las para tener más información

No hay comentarios:

Publicar un comentario