Elmer, el elefante de colores


   Es tiempo de descanso escolar y de lecturas en familia. De leer y compartir historias que nos enseñen valores importantes y respeto por las diferencias. El cuento de hoy, además de ser uno de mis favoritos, reúne todas esas características. Seguro que muchos conocéis a Elmer, el elefante de colores de David McKee (Ed. Beascoa), y estaréis de acuerdo en que Elmer es más que un cuento infantil, es una de esas historias sobre la diversidad a la que de vez en cuando hay regresar. Y cuanto más la lees, más ideas te transmite, pero el mensaje principal es el que desde este blog hemos querido trasmitir desde el principio a través de las lecturas: que la diferencia es un valor añadido y no un motivo de exclusión, que nos enriquece a todos y que nos ayuda a conocernos y a ser mejores personas. Por eso, con este entrañable elefante quiero desearos un Feliz Año cargado de mis mejores deseos para todos, pero sobre todo, de ánimo y esperanza para las personas que más lo están necesitando en estos tiempos difíciles. Desde aquí, recibid mi apoyo y mi cariño, todos estáis aquí presentes. 
Elmer es diferente e imprescindible. Os dejo con él.
Había una vez una manada de elefantes. Había elefantes jóvenes, elefantes viejos, elefantes gordos, elefantes altos o elefantes flacos. Elefantes así y asá, todos diferentes, pero todos felices y del mismo color. Todos... menos Elmer.
Elmer era distinto. Elmer era multicolor. Elmer era amarillo. Y naranja, y rojo, y rosa, y morado, y azul, y verde, y negro, y blanco. 
Elmer no era de color elefante.
Y era precisamente Elmer el que hacía reír a los demás elefantes. Unas veces Elmer les gastaba bromas y otras veces ellos se las gastaban a él. Elmer era el responsable de casi todas las sonrisas de sus compañeros de manada.
Una noche Elmer no podía dormir porque se puso a pensar, y el pensamiento que estaba pensando era que estaba harto de ser diferente. 
"Quién ha oído nunca hablar de un elefante de colores", pensó. 
"Por eso todos se ríen cuando me ven".
Por la mañana temprano, antes de que la manada terminara de despertarse, Elmer se marchó, sin que nadie se diera cuenta. Caminando por la selva, Elmer se cruzó con muchos animales. 
Todos le decían: 
"-Buenos días, Elmer"
Y Elmer siempre sonreía y respondía:
"– Buenos días."
Después de una larga caminata, Elmer encontró lo que buscaba: un gran arbusto. Un arbusto enorme repleto de bayas; bayas de color elefante. Elmer cogió el arbusto con la trompa y lo sacudió una y otra vez para que las bayas se desprendieran de las ramas.
Cuando el suelo estuvo cubierto de bayas, Elmer se tumbó y empezó a rodar una vez y otra vez, para un lado y para el otro, y vuelta a empezar. 
Luego fue cogiendo racimos de bayas y fue frotándose todo el cuerpo con ellos hasta que no quedó ni rastro de amarillo, de naranja, de rojo, de rosa, de morado, de azul, de verde, de negro o de blanco. 
Cuando terminó, Elmer tenía el aspecto de cualquier otro elefante.
Entonces, Elmer emprendió el regreso hacia la manada. Por el camino, se volvió a cruzar con los demás animales. Pero está vez, todos le decían: – Buenos días, señor elefante. Y Elmer sonreía y respondía, contento de que no le reconocieran: – Buenos días –.
Cuando Elmer llegó donde los demás elefantes estaban, todos descansaban tranquilamente. Ninguno de ellos se dio cuenta de que era Elmer quien se abría paso hacia el centro de la manada.

Al cabo de un rato, Elmer se dio cuenta de que algo raro sucedía. ¿Pero qué? Miró a su alrededor: la misma selva de siempre, el mismo cielo azul de siempre, la misma nube de tormenta que iba y venía de siempre, y por último, los mismos elefantes de siempre. Elmer se los quedó mirando.

Los elefantes no se movían en absoluto; Elmer nunca los había visto tan serios. Y cuanto más miraba a aquellos elefantes serios, quietos, y callados, más risa le entraba. Al final, no pudo aguantarse más. Levantó la trompa y gritó con todas sus fuerzas: ¡¡¡ Buuuh!!!
Los elefantes quedaron patidifusos.- ¡Por todas las trompas!-exclamaron mientras Elmer se partía de risa. -¡Elmer! Seguro que ha sido Elmer-. Y todos los elefantes rompieron a reír como nunca antes lo habían hecho
Y mientras se reían, empezó a llover. A medida que las gotas de lluvia caían sobre Elmer, iban dejando al descubierto sus colores. La lluvia ya había limpiado a Elmer por completo, y los elefantes aún seguían riéndose.
"- Elmer- dijo un viejo elefante, entre carcajadas-, nos has gastado muchas bromas, pero esta ha sido la más divertida".
"-Tenemos que conmemorar este día todos los años-" sugirió otro. 
–Será el Día de Elmer. Todos los elefantes se harán dibujos en la piel y Elmer se pintará de color elefante.
Y eso es precisamente lo que hacen. 
Un día al año, se pintan de colores y desfilan. 
Ese día, si por casualidad ves un elefante con la piel de color elefante, seguro que es Elmer

Aquí podéis ver el vídeo del cuento en inglés con subtítulos en castellano

                                                                           

Videocuento de Elmer contado por Teresa Corchete



Mi agradecimiento personal a Milagros Rubio Pulido, compañera de En Marcha con las Tic y el Rincón de Orientación y Atención a la Diversidad, por el apoyo recibido desde que tuvo conocimiento del blog, por sus aportaciones y por la fantástica labor que realizan por el conocimiento de la diversidad. Se que Elmer también es su favorito, es mi particular obsequio.

Al Atardecer

   De manera sutil, casi poética, este álbum ilustrado refleja en apena unas pinceladas los efectos de una enfermedad que no se nombra sobre la personas que la padecen, pero también de los que se encuentran a su alrededor.
   “Al atardecer” es un libro atípico, diferente. De hecho, fue concebido al revés. Primero,  David Padilla realizó las ilustraciones y, luego, Jackeline de Barros tejió el texto sobre ellas. El resultado es una mirada nostálgica al Jaén de siempre con los ojos del alzheimer.

   David Padilla aclara que esa mirada nostálgica a ese Jaén callado, latente y perdurable en el que se mueve la historia del libro, lejos de ahondar en la melancolía, se muestra “desde el placer de paladear y conservar lo que hemos tenido”.
   Se trata un álbum ilustrado y editado en la colección “Mil y un cuentos” del grupo Alcalá Editorial, de Alcalá la Real. David Padilla describió el libro como “una experiencia diferente, de una de mis grandes pasiones, la ciudad de Jaén, donde cada mirada forma parte de una historia personal”.
   “Al atardecer” relata con certeras palabras una historia vista con la mirada de un niño, nieto de la señora Julia, que padece esta enfermedad, en un paseo por la ciudad de Jaén y sus imperceptibles rincones con encanto. 
La historia se desarrolla desde la primera luz del día, y termina al caer el velo que impide a la protagonista mantenerse en contacto con la realidad. La señora Julia se sienta en la mesa de un bar y se pierde en sus recuerdos; se pierde en la memoria que desaparece poco a poco, día a día. Una historia que cuenta un día cualquiera de una vida llena de fantasmas; al menos así la describe su nieto, que es quien a menudo tiene que salir a buscarla. Este relato surge a partir de los lienzos del pintor jienense David Padilla. Imágenes cotidianas, realistas y llenas de fuerza, se mezclan y hacen crecer una historia breve pero intensa que llega directamente al corazón. Un tema actual y doloroso, abordado desde la ingenua mirada de un niño. 
   Jackeline de Barros, es una uruguaya afincada en Málaga, que durante un tiempo vivió en Jaén y conoce bien todos los rincones a los que da vida en el libro. Consideró que la ciudad de Jaén era ideal para contar una historia sobre la soledad.




Puedes ver las primeras páginas del libro y comprobar que se trata de verdaderos poemas visuales que enriquecen las emociones cada vez que se lee y se relee.
  También podéis encontrar este álbum en la Biblioteca Pública "A. Rodríguez Moñino" de Cáceres, en la sección infantil, donde se esconden tesoros, que de vez en cuando, los adultos, necesitamos descubrir, disfrutar, repensar.

Te interesa:
CRE Alzheimer. Centro de Referencia Estatal de atención a personas con Enfermedad de Alzheimer y otras Demencias de Salamanca

Cortos sobre el Alzheimer


   La enfermedad de Alzheimer se ha convertido en un grave problema tanto a nivel sanitario como social. Se calcula que entre un 5 y un 10% de las personas mayores de 65 años la padecen. En España afectaría en torno a 400.000 personas. Lo que supone que aproximadamente una de cada cuatro familias españolas acoge un enfermo de Alzheimer, y se prevé que esta cifra se duplicará en el año 2.020.
  En su labor divulgativa y formativa sobre la enfermedad,  Alzhei Cáceresla Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras Demencias de Cáceres, organizó el pasado jueves una sesión de Cine-Forum en la Casa de Cultura de Malpartida de Cáceres.
  Durante la cita se proyectaron tres cortometrajes basados en el papel fundamental que desempeñan los cuidadores principales de un enfermo de Alzheimer, que en la mayoría de los casos son los familiares cercanos del enfermo y sobre los que recae, además del propio enfermo, las consecuencias directas de esta enfermedad. A ellos, a los cuidadores, esos Héroes en la Sombra, va dedicada la temática de los cortos que pudimos ver y sobre los que posteriormente se debatió y que a continuación os reproduzco. 

  Los siguientes cortometrajes fueron los ganadores del Concurso de Cortometrajes SNCFilm organizado por Lundbeck, laboratorio especializado en el Sistema Nervioso Central (SNC), que ese año centró su temática en el apoyo a la labor de los cuidadores de los enfermos de Alzheimer. Sin duda merece la pena ver estas pequeñas grandes historias que por separado, o combinadas, forman parten del día a día de muchas personas, y que no sabemos si formarán parte de nuestra propia realidad. 

"Algo Queda" dirigido por Ana Lorenz . 
(Corto ganador)
Un paralelismo se produce en dos vidas, la de una madre y una hija. Entre la evolución de una vida y la involución de otra. Se produce un intercambio de roles y mientras tanto la esencia de una vida se difumina, se distorsiona. Es duro no reconocer a quien lo dio todo por ti...Pero algo queda, aunque parezca imposible rescatarlo de las garras del olvido.

"La Ventana Abierta" dirigido por Diego Cañizal Rallo 
(2º finalista)
Cuando ya se ha rebasado el propio límite, a veces se deben tomar decisiones difíciles por el bien del enfermo y por el bien propio.

"Hasta Mañana" dirigido por Lara Pedraz Castillo
(3º finalista)
Representación real de la soledad que viven muchos cuidadores y la imposibilidad de solicitar ayuda para atender una vida, mientras se descuida la propia.
Te interesa:
Confederación Española de Asociaciones de Familiares de enfermos de Alzheimer y otras Demencias.
CRE Alzheimer. Centro de Referencia Estatal de atención a personas con Enfermedad de Alzheimer y otras Demencias de Salamanca
Fundación Alzheimer España

El sueño de la tortuga azul

"Ana está a punto de nacer y sus expectativas sobre el mundo incluyen el que las personas se tomen el tiempo suficiente para disfrutar de lo que verdaderamente importa: los olores, los colores, los sabores... Ansiosa por saber cómo será, consigue ver a través de su ventana de los sueños un paisaje que poco tiene que ver con esto, y es que las prisas, se han adueñado de la vida.
Ante esto busca la forma de ayudar a las personas que formarán parte de su vida a que vuelvan a ser conscientes de la importancia que tiene tomarse el tiempo necesario para disfrutar de las cosas, a tener paciencia, a ir despacito un poco más despacito.
Por ello Ana deseó nacer tortuga, algo imposible… ¿o no?"

 Este precioso texto, cargado de buenas expectativas,  es el que nos encontramos en la contraportada de "El Sueño de la Tortuga Azul". Y nos lo cuenta su autora, Coral Gil, que es la tía de la protagonista, Ana, una niña con Síndrome de Down que está a punto de nacer y que junto a las preciosas ilustraciones de Anna Yuste, han sabido explicar de manera sencilla y muy realista lo que a muchos padres a punto de serlo les invade al saber que su hijo será diferente. 



                      Prólogo de “El sueño de la Tortuga Azul” y composición de foto tomada de Downberri.org
   Anita está a punto de nacer. Se asoma a su pequeña ventana para echar un vistazo al que será su nuevo mundo y lo que ve no parece gustarle nada. 



   Las personas que formarán parte de su vida hacen de la suya una vida rodeada de prisas, un lugar de competición, sin pararse a disfrutar de los olores, los sabores, los pequeños momentos, esos sonidos agradables, la música. 

Todo parece tan desolador, hasta que en su recorrido se encuentra a una tortuga, no una tortuga cualquiera, es lenta, pausada, pero capaz de reconocer el olor de las manzana asadas, la ropa tendida o la hierba recién cortada. Ella se toma su tiempo.

   Desde ese momento Anita sabrá, a través de la tortuga y de la semilla especial que ella aporta,  cuál será su misión. Su llegada al mundo causará tristeza a los que la esperan, pero un día saldrá el sol y verán claramente el brillo de su mirada que ayudará a los suyos a recuperar y disfrutar de ese tiempo perdido.   La llegada de un nuevo hijo, para todos nosotros, está cargada de sueños e ilusiones, de grandes esperanzas. Pero algo parece romperse definitivamente al saber que el hijo que esperas será diferente y todas las expectativas depositadas en este momento se desmoronan. Así de real es la cuestión.  Esas ilusiones son invadidas por sentimientos de miedo, incertidumbre, dudas e incluso culpa. El mundo que sueñas es sustituido por otro no planificado, un mundo que se debe recorrer en volandas, llevado por otros, sin apenas parase a pensar, a sentir. Y eso es precisamente lo que nos ofrece este cuento, que superado este primer momento, el mundo se saborea a pedazos, desde los pequeños gestos. Que las expectativas, aunque diferentes y algunas veces, de futuro incierto,  son sustituidas por otras nuevas, pero lo que se recibe tiene un enorme valor. Y no es ni más ni menos,  que el amor que se es capaz de entregar y que carece de límites,  y el que sin límites se recibe. Es entonces cuando ese mundo extraño se convierte en propio, cuando se celebra el milagro de saber disfrutarlo a pequeños sorbos. 
Para conocer más sobre la autora y sobre el cuento podéis visitar su página de Facebook
El Sueño de la tortuga Azul se puede adquirir en Lulu. com 
Te interesa visitar:
Y por supuesto...DOWN Cáceres
MUY Interesante:
Exposición Mas Allá de un Rostro, donde nuestra Ana, como curiosidad ejerció de modelo! (La tenéis en la portada con un gorrito blanco)
Un abrazo para ella y su familia.

The Blue Ear...Nuevo Superhéroe

   El pasado mes de mayo la Editorial Marvel Cómics creó un nuevo superhéroe para ayudar a la madre de un niño con sordera que no quería usar sus audífonos. Realmente conmueve el gesto de la Editorial y el proceso que inició.
   Chistina D'Allejandro, madre de Anthony Smith de cuatro años de Salem, se puso en contacto con Marvel, -conocida por personajes tan emblemáticos como Spider-man y los Vengadores-  para explicarles que su hijo no quería usar los audífonos que desde consulta se le habían prescrito al no escuchar nada por el oído derecho y tener una audición limitada en el izquierdo. Anthony es muy aficionado a las historias de superhéroes y le decía a su madre que él no había visto a ninguno con "orejas azules". La editorial explicó a Chistina que uno de sus héroes, Hawkeye, en el cómic de 1984 "West Coast Avengers", recibió un disparo en el oído y desde entonces debía llevar audífonos. Pero no satisfecho con esto, Marvel le encargó a uno de sus ilustradores, Nelson Ribeiro la creación de uno nuevo, basado y adaptado a la historia de Anthony. Así fue como nació The Blue Ear (Oreja Azul), que lleva un audífono azul en homenaje a Anthony y que grita desde lo alto de los edificios: 
"¡Gracias a mi aparato puedo escuchar si alguien está metido en un lío". 

   Además Marvel, envió a Anthony este dibujo donde aparece el veterano Hawkeye junto a Blue Ear. 

Podéis imaginar con qué orgullo lo mostraría Anthony ante sus compañeros de clase y lo felices que hará a otros niños como él. Sin duda una Editorial no solo sensible e implicada, si no que actualiza sus historias creando personajes basados en Anthony y Chistina,  superhéroes de la vida real. 

 Como siempre, para conocer los recursos disponibles para niños como Anthony, es imprescindible visitar las instituciones que los gestionan y les apoyan: 


Día Internacional de las Personas con Discapacidad I: Los Sextos Sentidos

Aula BiblioDiversia
Este día debe estar presente en las aulas para informar de que existen aproximadamente 4.000.000 de personas en nuestro país con algún tipo de diversidad funcional, lo que representa el 10% de la población. La propuesta desde el Aula BiblioDiversia es la proyección de la serie de Cortos de Animación relacionados con la diversidad funcional realizados por la Xunta de Galicia en colaboración con otras instituciones y organizaciones cinematográficas:
Autores: Fundación Menela, APPACDM, Kabuxa Filmes, Cami II, Ignacio Benedeti Cinema
Colaboran: Xunta de Galicia, Comunidad Europea (Interreg IIIA) 

La serie de Cortos son:
La Vida es Sueño
(Diversidad Visual)

 El espía que surgió del Hijo
(Diversidad Auditiva)

Reconstrucción de los hechos
(Autismo/Relaciones Familiares)

Un viaje rodado
(Diversidad Funcional/ Accesibilidad)
Mejor Viajar
(Mayores/Relaciones Sociales/Envejecimiento Activo)
Acceso Libre
(Diversidad Intelectual o del Desarrollo/ Síndrome de Dow/Integración Soiolaboral)

Día Internacional de las Personas con Discapacidad

Cuando alguien 
realmente desea algo 
todo el universo conspira 
para ayudarla 
a realizarlo
Paulo Coelho 
en 
"El Alquimista"






No dejes que termine el día sin haber crecido un poco, 
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes. Huye.
"Emito mis alaridos por los techos de este mundo",
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros "poetas muertos",
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los "poetas vivos".
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas.
Walt Whitman 

Misericordia... al Teatro

"Misericordia". De Benito Pérez Galdós. 
Dirección: Jose Luis Alonso. 
Versión: Alfredo Mañas. 
Revisión de la puesta en escena: Manuel Canseco. Reparto: Mª Fernanda D'Ocón. Francisco Hernández. Julia Trujillo. Ramón Pons. José Segura... 
Escenografía y figurines: Manuel Mampaso. 
Madrid. Teatro Albéniz. 22-3-2001

La adaptación teatral de la novela de Benito Pérez Galdós Misericordia,que realizara Alfredo Mañas, fallecido el pasado año, llegó a Madrid en marzo de 2011 con algunos de los actores que protagonizaron hace 29 años este montaje, dirigido entonces por José Luis Alonso. Manuel Canseco, encargado de llevarlo a escena , no quiso figurar como director, en homenaje a José Luis Alonso. María Fernanda D'Ocón, Premio Nacional de Teatro ,  volvió a repetir con el personaje de Benina, una mujer que haciendo el bien en este mundo, parecía -a juicio de la Iglesia- estar afrentando a Dios. Paco Hernández interpreta el mejor personaje de toda su carrera, con este moro/judío Almudena, que el actor eleva hasta registros de una ternura y una dureza conmovedoras. Julia Trujillo destaca en su composición de la "terrible" Señora, a la que sirve y cuida Benina
Aquí podemos ver la primera producción completa de la obra de teatro en 1976 en Radio Televisión Española.

Misericordia

    Aunque Benito Pérez Galdós ( Las Palmas 1842 – Madrid 1920)nació en  Las Palmas de Gran Canaria, su vida se desarrolla a partir de 1862 en Madrid, del que novelará a sus gentes y problemas.
   Es la figura más importante del Realismo Español y trató de abarcar con detalle y profundidad los ambientes y conflictos del Madrid de la época. Lo hace con un estilo espontáneo, pero a la vez didáctico y expresivo. Seguidor de Balzac y Dickens, sus obras se centran en la burguesía, en la clase media, pero esto no es óbice para que por sus páginas pululen todo tipo de personajes propios de la sociedad madrileña de entonces como mendigos, políticos, funcionarios … Para crear sus novelas se documenta intensamente y las rodea de un fondo histórico y político que les transmiten una gran verosimilitud, apoyado especialmente por una  objetividad y un narrador omnisciente muchas veces irónico.
  Entre sus obras destacan la imponente colección de los Episodios Nacionales sobre la historia de España en el s. XIX y novelas como Fortunata y Jacinta. Miau, Doña Perfecta, Misericordia y Marianela.
  Además de novelista fue también periodista, autor teatral y político militante. 

            Misericordia, (Ediciones Cátedra) es la gran obra del Galdós espiritualista en la que dibuja tanto a la clase media, representada por la familia de doña Paquita, como al subproletariado urbano que vive de la mendicidad. A la primera se la presenta llena de hipocresía y deudas frente a la caridad del personaje de Benina. Esta es el centro de la obra. Es una criada que pide limosna en la calle junto a otros mendigos para que ella y su señora, doña Paquita, puedan comer. Su idea de la caridad llega al extremo de auxiliar a mucha gente como a don Frasquito y al ciego Almudena y a soportar todas las penalidades que le caen encima. Pero de pronto llega una herencia a casa de doña Paca. Benina está con Almudena en reclusión por pedir limosna, recupera la libertad y vuelve a casa de su ama. Pero ahora gobierna la casa Juliana, nuera de la señora, que ya no la admite. Incluso ante esta situación, Benina es capaz de perdonar a su señora y se dedica a lo que ha hecho siempre, cuidar a los demás.

  Benito Pérez Galdós es un buen ejemplo de la imagen que proyectan algunos autores de la época sobre las personas con ceguera, las cuales, para el autor, saben apreciar la belleza interior de las personas, como la figura del ciego Almudena en esta obra,  y el personaje de Pablo en su obra Marianela. Almudena se presenta ante nosotros como un personaje harapiento en su forma externa, pero con una gran nobleza y bondad en medio de tanta miseria y desidia, que junto a Benina, nos regalan bellos valores de solidaridad entre tanta hipocresía.
Para dar una visión general de la situación de las personas con ceguera en el Siglo XIX, podemos afirmar que la mendicidad sigue siendo la profesión más ejercida por el colectivo, ya que "para ejercerla no se necesita una preparación especial ni existen condiciones determinantes, pudiendo practicarse sin discriminación de razas, edades ni sexo y en cualquier momento y país. Mendigo de hacía todo aquel que no podía ser mantenido por sus familiares, que carecían de recursos económicos, y no quería perder su libertad, amparándose en un asilo o acogiéndose a la protección de una orden religiosa" (Juan Montoro. Los ciegos en la historia. Fundación ONCE 1991-1995).
A continuación podéis leer unos fragmentos seleccionados de la obra donde se recogen tanto la realidad de los más pobres y desprotegidos, como la definición de las cualidades de Almudena en boca de Benina:

   "-Pues señor, entró D. Carlos en la iglesia, como he dicho, por la puerta que llamaremos del Cementerio de San Sebastián, y las ancianas y ciegos de ambos sexos que acababan de recibir de él la limosna, se pusieron a picotear, pues mientras no entrara o saliera alguien a quien acometer, ¿qué habían de hacer aquellos infelices más que engañar su inanición y sus tristes horas, regalándose con la comidilla que nada les cuesta, y que, picante o desabrida, siempre tienen a mano para con ella saciarse? En esto son iguales a los ricos: quizás les llevan ventaja, porque cuando tocan a charlar, no se ven cohibidos por las conveniencias usuales de la conversación, que poniendo entre el pensamiento y la palabra gruesa costra etiquetera y gramatical, embotan el gusto inefable del dime y direte". (pág. 71-71)

     "-Eres el hombre más apañado que hay en el mundo. No he visto otro como tú. Ciego y pobre, te arreglas tú mismo tu ropita; enhebras una aguja con la lengua más pronto que yo con mis dedos; coses a la perfección; eres tu sastre, tu zapatero, tu lavandera... Y después de pedir en la parroquia por la mañana, y por las tardes en la calle, te sobra tiempo para ir un ratito al café... Eres de lo que no hay; y si en el mundo hubiera justicia y las cosas estuvieran dispuestas con razón, debieran darte un premio... Bueno, hijo: pues lo que es esta tarde no te dejo trabajar, porque tienes que hacerme un servicio... Para las ocasiones son los amigos." (pág. 89)

  "Pero un día de mucho calor, ¡castigo de Dios! pasó junto a un río y le entraron ganas de darse un baño. En el agua flotaban dos caballos muertos, cosa mala. Al salir del baño le dolían los ojos: a los tres días era ciego." (pág.146)

  "Como aún tenía dinero, pudo algún tiempo vivir sin implorar la caridad pública, con la tristeza inherente al no ver, y la no menos honda producida por el brusco paso de la vida activa a la sedentaria. El muchacho ágil y fuerte se hizo de la noche a la mañana hombre enclenque y achacoso, y sus ambiciones de comerciante y sus entusiasmos de viajero quedaron reducidos a un continuo meditar sobre lo inseguro de los bienes terrenos, y la infalible justicia con que Dios Nuestro Padre y Juez sienta la mano al pecador. No se atrevía el pobre ciego a pedirle que le devolviese la vista, pues esto no se lo había de conceder. Era castigo, y el Señor no se vuelve atrás cuando pega de firme. Pedíale que le diera dinero abundante para poder vivir con desahogo, y una muquier que le amara; mas nada de esto le fue concedido al pobre Mordejai, que cada día tenía menos dineros, pues estos iban saliendo, sin que entraran otros por ninguna parte, y de muquieres nada." (pág. 146)

Reflejo en la obra de otras muestras de personajes con diversidad funcional que, al igual que el ciego Almudena, encuentran en la mendicidad su única forma de sustento y de cómo era vista esta profesión por la "gente de bien":
     "No hizo caso la buena mujer, y siguió su camino; pero en la calle, o como quiera que se llame aquel espacio entre casas, se vio importunada por sinnúmero de ciegos, mancos y paralíticos, que le pedían con tenaz insistencia pan, o perras con qué comprarlo. Trató de sacudirse el molesto enjambre; pero la seguían, la acosaban, no la dejaban andar. No tuvo más remedio que gastarse en pan otra peseta y repartirlo presurosa". (pag. 245-246)

"Lo que deben hacer ustedes es dejarse de andar de vagancia por calles y caminos, donde todo es ajetreo y malos pasos, y ver de meterse o que los metan en un asilo, la señora en las ancianitas, el señor en otro recogimiento que hay para ciegos, y así tendrían asegurado el comer y el abrigo por todo el tiempo que vivieran".

-¡Quite usted allá!... ¡Pedir mi Benina... y andar por esas calles con un ciego!...(pág.268)
Escrito por Alejandro Rodríguez

   Los últimos ocho años de su vida, Benito Pérez Galdós fue perdiendo la vista paulatinamente desde su primera operación de cataratas, hasta quedarse totalmente ciego. Esto influyó, según los estudiosos del autor, en el resultado de sus últimas novelas. Si lo deseáis podéis escuchar el audio  "La ceguera" de Pedro Ortiz-Armengol relatando este pasaje vital del autor desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes . También desde esta institución, se dispone del texto completo de esta obra para su lectura o uso en el aula, seleccionando los fragmentos reseñados.
Para los que queráis profundizar sobre el autor y su obra:
Benito Pérez Galdós en Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes
Imprescindible visitar la página de Fundación ONCE para conocer los servicios, programas y recursos que disponen para la atención de las personas con diversidad funcional

SOS Discapacidad-Derechos , Inclusión y Bienestar a salvo"


Cartel de la convocatoria de hoy 2 de diciembre por la defensa de los derechos de las personas con Discapacidad
Mañana 3 de Diciembre es el Día Internacional de las Personas con Discapacidad y una de las primeras acciones  de contestación activa para conmemorar este día gira en torno a la movilización de hoy. Varios miles de personas han iniciado a mediodía de hoy en el centro de Madrid una manifestación histórica para denunciar la 'insostenible situación' de numerosas familias ante los impagos de las administraciones a quienes atienden a las personas con diversidad funcional. Bajo el lema "SOS Discapacidad-Derechos, Inclusión y Bienestar a Salvo", colectivos de toda España que representan a las personas con diversidad funcional y a sus familias han tomado la calle de manera conjunta y por primera vez en nuestro país. 
"Ante la inquietante situación por la que atraviesan las personas con discapacidad y sus familias, agravada por la crisis y las decisiones políticas, en todos los ámbitos y planos, de regresión de derechos y de debilitamiento del precario nivel de cohesión y protección sociales alcanzado por España, el movimiento de la discapacidad representado por el CERMI ha pasado a un estrategia de contestación activa que persigue otorgar más presencia en la agenda política de lo referido a la inclusión de las personas con discapacidad y contrarrestar con medidas de toma de conciencia y acciones directas la deriva de retrocesos a lo que nos estamos viendo abocados.
Esta estrategia activa de contestación, denominada SOS Discapacidad, se mantendrá mientras perdure lo más agudo de esta crisis, pero dada la proximidad del Día Internacional de las Personas con discapacidad -3 de diciembre-, se ha decidido dar inicio a la misma coincidiendo con esta fecha simbólica. Así, se suspenden todas las celebraciones festivas del día y se cambian por acciones de contestación activa, en los distintos planos territoriales. En la esfera nacional, se prepara un programa de actividades que se está concretando...La acción del CERMI no es de beligerancia contra un Gobierno o una Administración, sino de mayor presencia y visibilidad públicas para evitar el colapso de los sistemas y dispositivos de promoción y protección de las personas con discapacidad y sus familias" Fuente Cermi.es
Imagen de las protestas en Madrid en estos momentos
Foto ASPAU

Desde BiblioDiversia nos sumamos a este Día y todo nuestro apoyo a sus reivindicaciones.
Comparte #SOSdiscapacidad

Seguimiento de la noticia en lasexta.com



Nuevo Colaborador

   Alejandro Rodríguez es Licenciado en Lenguas Clásicas y profesor  de Lengua Castellana y Literatura en el IES Jálama de Moraleja (Cáceres). Desde hoy hará sus aportaciones en la sección "Sigue las Huellas...Clásicos". Desde esta sección,  pretendemos realizar un seguimiento de las diferentes obras literarias de las que se tiene conocimiento para que el lector que lo desee pueda analizar el tratamiento y la concepción que se tenía en el contexto cultural y social de la época sobre de las personas con  diversidad funcional a través del personaje de la obra.   No solo a través de la historia propiamente dicha, tenemos constancia del tratamiento o concepción que se ha tenido sobre las personas con diversidad funcional. En las diferentes culturas, en los distintos contextos sociales o períodos literarios, las personas con diversidad funcional han representado un recurso literario de gran valor para la construcción de personajes bibliográficos. A mi entender, las obras literarias no son en sí mismas un hecho aislado, sino un reflejo acorde con las situaciones sociales, culturales, políticas y económicas de cada época. Este hecho, quizás,  se ha debido a que es el propio escritor el que, impregnado por los valores de su tiempo lo traslada a su obra, aun siendo inconsciente de ello. La lectura de obras literarias específicas donde aparecen personajes que presentan algún tipo de diversidad física, sensorial, intelectual o enfermedad mental dan cuenta de este trato diferente e injusto, pero es un hecho innegable  que todos comparten un denominador común: la construcción del personaje basado en sus carencias, el de la marginación o exclusión social, la pobreza, el maltrato o la invisibilidad. Podemos afirmar,  de manera rotunda,  que los estereotipos creados en los personajes, y que se han trasladado hasta nuestros días, eran el fiel reflejo del pensamiento social de la época, atribuyéndoles mediante la palabra escrita dimensiones, actitudes o sentimientos como la burla, el entretenimiento como bufones, la fealdad, la repugnancia, la maldad, el engaño; o por el contrario,  se han revestido de bondad, sobreproteccionismo o  paternalismo y excesivo sentimentalismo, con el objeto de infundir lástima o la obtención de algún beneficio. No obstante, sería poco riguroso, cuanto menos injusto, dejar de lado a aquellos autores que consideran a las personas con diversidad funcional como un valor positivo y así lo transmiten en sus obras, fruto precisamente del cambio de actitud que la sociedad en la que vivimos ha experimentado, además de la evolución de las políticas sociales y legislativas para dotarles de los derechos que les son inherentes. Cambio, por tanto, que pretende mostrar este proyecto, aportando nuestro granito de arena en el fomento de la lectura y la sensibilización hacia la diversidad funcional. Desde BiblioDiversia entendemos que la lectura es el camino hacia el conocimiento, hacia la libertad de pensamiento;  que siguiendo las huellas de la construcción de personajes como “El Lazarillo de Tormes”, “Marianela”, el propio “Rey Lear”, o “Jane Eyre” y comparándolas con los personajes y autores contemporáneos como los trazados por Oliver Sacks, José Saramago, Michael Greenberg o Màrius Serra, entre otros, la literatura nos sirve,  no solo como puente de comunicación hacia la situación de otros seres humanos, si no  al conocimiento de nosotros mismos. Si las palabras, además de disfrutarlas, saborearlas,  determinan nuestras futuras acciones, si ayudan a derrumbar barreras mentales para dignificar la vida de otros, entonces... Será un regalo para el alma.
   En este apartado "Sigue las Huellas...Clásicos" iremos haciendo una recopilación de manera conjunta de algunas de las obras de la literatura clásica donde, de manera principal o secundaria, la diversidad funcional está presente. Desde aquí quiero dejar constancia que no somos expertos en la construcción de críticas literarias, solo lo hacemos impulsados por el amor debido a la lectura. Por eso, si quieres realizar tus aportaciones al respecto, estas puertas están  siempre abiertas.

Palabras de Caramelo

Ilustración de un niño saharaui guiando a un camello
  "El mundo del silencio acucia partes dormidas de nuestra mente" 
(Gonzalo Moure)
 No es de extrañar que Palabras de Caramelo siga siendo, diez años después de su publicación, una gran referencia  para el mundo educativo en el que nos cobijamos los docentes, padres y madres cuando queremos trasmitir, de manera sencilla, poética, todo un mundo de valores y sentimientos. Como tampoco lo es que su autor sea Gonzalo Moure (Valencia 1951), uno de los máximos exponentes de la Literatura Infantil y Juvenil de nuestro país, al que ya conocíamos en BiblioDiversia por "El Síndrome de Mozart". Gonzalo posee una rica y amplia bibliografía , pero a mi entender, el punto de partida para conocerle es esta pequeña gran obra. Y es que  Palabras de Caramelo (Editorial Anaya), para su autor, es "el texto que más directamente fluyó desde mi corazón, desde el tejido de mi vida, hasta las páginas". No podía estar escrito de otra forma, ya que solo él, ha podido aflorar a la superficie, con tanta fuerza, dos mundos a menudo invisibles: el mundo del silencio, en el que habitan las personas con diversidad auditiva y el mundo de los expulsados, el pueblo saharaui, al que se les niega el retorno a una patria de la que nunca debieron salir. Ambas realidades confluyen en un pequeño nombre: Kori. Realidades que conoce bastante bien el autor.
   Kori es un niño de 8 años que vive en Smara, uno de los campamentos de refugiados donde habitan los saharauis, en el hostil desierto argelino. Kori no conoce el sonido de las palabras. Es un niño sordo. Él las interpreta por el movimiento de los labios, de tal forma que su nombre es "Labios redondos, boca estirada: Ko-ri". Asiste a una escuela especial, con niños también especiales, siendo su único y mejor amigo un pequeño camello de nombre Caramelo. Para Kori, "El movimiento de sus mandíbulas y sus labios, rumiando, le hacía creer  que los camellos decían palabras". Conocer a Caramelo supondrá para Kori un antes y después en la necesidad interior de contarle a todos lo que Caramelo le transmite. ¿Cómo contarle al mundo estas palabras en forma de poesía, si ni siquiera existe en su mente la palabra "poesía"? Poesías como esta:
Los hombres buenos del cielo
con sus mecheros encienden, 
cuando la noche se extiende,
farolitos de hielo
Kori recurre a Fatimetu, su maestra, siempre le ha tratado con ternura y será ella, sin saber muy bien cómo,  quien le enseñe a escribir, a leer, el difícil reto de comunicarse con el exterior. 
"Fatimetu estaba contenta con sus progresos. Notaba que Kori amaba la escritura, y ya lo hacía mejor que otros niños de la escuela especial. Mejor incluso, pensaba ella, que que algunos niños de la escuela normal, que no sabían lo privilegiados que eran por tener ojos que veían, oídos que oían, y bocas que hablaban"
Con el mundo de las palabras a su alcance, Kori escribirá en su cuaderno los versos que creía que Caramelo le dictaba con su lento rumiar. Poder comunicarse hará, que al menos Kori, abandone esa tierra forzada del silencio, hasta que Caramelo crece y llega el fatal desenlace, en forma de cruda realidad.
Kori también creció, "luchó contra las barreras de la sordera  y aprendió a hablar con voz extraña pero hermosa y rotunda". Se convirtió en un gran poeta, ganándose el respeto y la admiración de aquellos que,  en tiempo de silencio, nunca pudieron ver más allá de su sordera. Un día, un afamado poeta saharaui se dirigió a Kori para decirle que había oído hablar de un hermoso poema suyo y le preguntó de dónde había surgido una inspiración tan profunda para escribir algo tan hermoso. A lo que Kori le respondió, que esos versos no eran suyos, él se limitó a escribir las palabras de un amigo antes de morir. Esas eran las Palabras de Caramelo
No llores porque la vida se acabe,
piensa que hemos vivido...
Yo lo acepto, 
me voy con tu recuerdo
a los pastos del cielo...
Y mientras tú vivas, 
yo siempre estaré contigo.
Tú aún no lo entiendes,
pero cuando la noche te alcance, 
lo entenderás también, 
pequeño Kori, mi único amigo...
Gonzalo Moure viaja una vez al año a los campamentos de refugiados del Sahara y es allí donde conoce a su Kori real, en la persona de Fatimetsu, la niña que inspiró y a quien  dedica este libro.
Para todos aquellos que deseéis llevar este libro en vuestro proyecto lector, podéis utilizar la guía de lectura que la editorial Anaya pone a nuestra disposición para trabajar en el aula

   Palabras de Caramelo también ha sido llevado al escenario por la compañía gallega de títeres Burattini, además de la adaptación que realizó la compañía de Títeres de María Parrato, la cual viajó hasta los campamentos de Smara "para entender el alma saharahui y la trajeron en un saquito..."

Los alumnos de 5º de Primaria del CEIP "Francisco Valdés" de Don Benito (Badajoz), realizaron una bonita adaptación en formato cómic impulsado desde BiblioValdés, su proyecto de Biblioteca, premiado a nivel nacional. Mis felicitaciones desde aquí por su labor en el fomento de la lectura